Banderas de Sudamérica

América del Sur, Sudamérica o bien Suramérica (asimismo llamada América Meridional, América del Mediodía, América Austral o bien Continente Meridional) es una de las partes en que está conformado el supe continente América, o bien asimismo considerado por muchos subcontinentes australes de América. Está atravesada por la línea ecuatorial en su extremo norte, quedando de esta manera con la mayoría de su territorio comprendida en el hemisferio sur. Leer Más

Está ubicada entre el océano Atlántico y el océano Pacífico quienes acotan los extremos Este y Oeste respectivamente, al tiempo que el mar Caribe acota por el norte y el océano Antártico su extremo sur. Ocupa una superficie de dieciocho con cero millones de km², lo que representa un cuarenta y dos por ciento del continente americano y un doce por ciento de las tierras emergidas, y está habitada por el seis por ciento de la población mundial.
América del Sur es hoy día un conjunto de 12 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. Brasil concentra más o menos la mitad de la población y la producción económica de la zona. Los países que bordean el mar Caribe —Colombia, Venezuela, hay libros que incluyen a la nación caribeña de Trinidad y Tobago (por encontrarse sobre la plataforma continental de Venezuela), Guyana, Surinam, asimismo la Guayana Francesa, que es un departamento de ultramar de Francia, Aruba, Curazao y la isla de Bonaire pertenecientes al Reino de los Países Bajos— se conocen en conjunto como el Caribe de Sudamérica, al paso que Argentina, Chile, Uruguay y el sur de Brasil, forman el Cono Sur, una zona del subcontinente que se identifica por los más altos estándares de calidad de vida y desarrollo con relación al resto de América Latina. Colombia y Venezuela, aparte de estar en la zona Caribe, pertenecen asimismo al lado de Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú a la zona andina.
Desde el siglo XVI hasta principios del siglo XIX la mayoría de América del Sur estaba dividida en colonias regidos, mayoritariamente, por España y Portugal, seguidas por una colonia del R. Unido, una de Francia y otra de los Países Bajos las que se fueron transformando en repúblicas, con la salvedad de la Guayana Francesa transformada en Departamento de Ultramar francés (Zona Ultraperiférica europea) y las I. Malvinas y también islas vecinas. Aunque, el límite actual de América del Sur con Centroamérica se sitúa en una línea imaginaria en la selva del Darién, fue desde la construcción del canal de Panamá que se comienza a asociar a este país con Centroamérica en medios anglosajones. Por último, en el año mil novecientos cincuenta y cinco, Panamá pasa a ser parte de Centroamérica geográficamente, mas sostiene nudos históricos y culturales con América del Sur.

Historia

Temporada precolombina
Los asentamientos siguientes en Tiahuanaco, construido en las riberas del lago Titicaca, y San Agustín, en Colombia, se han transformado en grandes misterios de la arqueología.
La reiteración de sitios arqueológicos de gran antigüedad en América del Sur y la escasa cantidad de exactamente los mismos en el norte del continente, sumado a las diferencias de consideración en genes y fenotipos entre los paleoindios sudamericanos y norteamericanos, han ocasionado la adhesión de ciertos estudiosos a la hipótesis de un poblamiento autónomo de América del Sur, no proveniente del norte.
Esta hipótesis se relaciona con la teoría del ingreso por la Antártida desde Oceanía., y semejan confirmarla los descubrimientos de asentamientos de tribus ribereñas de unos catorce y ochocientos años de antigüedad en Monte Verde, Chile.
A lo largo de su migración y singularmente tras el descubrimiento de la agricultura, los viejos pobladores americanos fueron estableciéndose en las áreas y ámbitos que consideraban más favoreces para su desarrollo y estilos de vida. En Ayacucho, Perú, ya se amaestraban llamas cinco.000 años a. de C.. En los siglos siguientes, asimismo se desarrollaron en diferentes zonas del subcontinente, áreas para la siembra de arracacha, batata, calabaza, piña, frijoles, papa, casabe, quinoa, mandioca, y ñame, que son originarios de América del Sur. En situación de aislamiento a lo largo de milenios respecto a las sociedades del Viejo Planeta, los pueblos sudamericanos conformaron etnias autónomas originales hasta el punto de generar 2 revoluciones neolíticas separadas, en los Andes que dieron origen a cientos y cientos de civilizaciones agrocerámicas, múltiples de las que consideraban a la olla de barro un símbolo de gran valor espiritual puesto que representaba el cosmos de los dioses, el sitio de los funerales, el depósito para fermentar la chicha y el aparejo para preparar comestibles.
En los Andes de Colombia y en la costa del Ecuador, se han encontrado las primeras cerámicas de América, efectuadas entre los años tres mil seiscientos y tres mil a. C.. La metalurgia sudamericana precolombina tuvo un desarrollo notable. Los chibchas en Colombia alcanzaron métodos de fundición, soldadura oxiacetilénica, laminación, filigrana, cera derretida y vaciado simple. La orfebrería de la zona se halla al origen del mito de El Dorado.
La Cultura Chinchorro, situada en la costa norte de Chile (Atacama) y sur de Perú, desarrolló técnicas de momificación prácticamente dos mil años ya antes que los egipcios, y sus momias son consideradas las más viejas del planeta.
Cara el siglo XII, la repercusión inca llegó a articular los presentes territorios del Perú, Bolivia y Ecuador, aparte del norte de Chile, el nordoeste de la Argentina, y la zona sur de Colombia. Desde el Cuzco, el Imperio Inca afianzó un estado que consiguió sintetizar y propagar los múltiples conocimientos artísticos, científicos y tecnológicos de sus predecesores. Dichos conocimientos, no obstante, no incluían la escritura, en tanto que esta era ignota en América del Sur ya antes de la llegada de los europeos. Hoy día, ciertas costumbres y tradiciones de la desaparecida civilización inca predominan en etnias andinas como los quechuas y aymaras. El territorio de Brasil ha estado habitado desde hace cuando menos ocho mil años.

Era colonial

El Imperio de España y el Imperio portugués fueron los primeros en efectuar la conquista, y se asentaron eminentemente en el sur de Norteamérica, sur de michi, América Central y en el área andina de Sudamérica (imperios Azteca y también Inca, respectivamente). España fue la potencia que mayor presencia colonial impuso en América. En el Caribe, dominó sobre todo Cuba, La De España, Puerto Rico, Jamaica, incluyendo a la península de Florida en sus posesiones caribeñas. Desde los asentamientos antillanos, tomó posesión por la fuerza de los grandes estados existentes en América en ese momento: en América del Norte llegó a apropiarse del Imperio azteca, en el presente México, estableciéndose en sus urbes, aparte de dominar a tlaxcaltecas, tarascos, mixtecas y zapotecas. Desde ahí controló gran parte de Centroamérica, dominando a las poblaciones de lengua maya, a los pipiles, los niquiranos y los pueblos de habla ngäbe de Veragua (Panamá). Desde Panamá se emprendió la conquista de la zona andina de América del Sur hasta la zona central de la presente Chile, controlada por el Imperio incaico en el presente Perú. Al tiempo, en pos de la Sierra de la Plata y las tierras del Rey Blanco, se crearon urbes en el estuario del Plata y sobre las márgenes de los ríos Paraná y Paraguay, siendo la más esencial de ellas; Asunción.
El Tratado de Tordesillas subscrito en mil cuatrocientos noventa y cuatro entre los reyes de Castilla y Aragón, y Juan II rey de Portugal, estableció un reparto de las zonas de anexión del nuevo planeta. La parte oriental de América del Sur, el extremo este de Brasil, quedaba adscrito al área de acción de Portugal, lo que permitió el sometimiento a su soberanía cuando en mil quinientos Pedro Álvares Cabral llegó a costas brasileiras.
El cinco de agosto de mil cuatrocientos noventa y ocho se comprobó el primer desembarco europeo en América del Sur. Desde el trece de agosto, Cristóbal Colón navegó por la costa oriental de la presente Venezuela hasta la península de Paria, Isla de Margarita y Cubagua ya antes de volver a La De España. En la isla de Cubagua se creó el primer asentamiento europeo en Sudamérica: Nueva Cádiz (mil quinientos). Al paso que en Cumaná (actual Venezuela) se creó el primer asentamiento en tierra firme (mil quinientos quince).
El conquistador de España Francisco Pizarro llegó a Cajamarca en mil quinientos treinta y dos, tomando preso al monarca inca, Atahualpa. Más tarde dio orden de ejecutarlo y se alió con la nobleza del Cuzco, lo que le dejó llenar la conquista del Imperio incaico.
Portugal se apropió de la mayoría de la franja ribereña atlántica de la parte norte de América del Sur, que después produciría el Estado de Brasil.
Inglaterra estableció 13 colonias en la franja ribereña atlántica de Norteamérica, aparte de en ciertas islas caribeñas.
Francia ocupó la presente Guayana Francesa en Sudamérica (todavía bajo su dominio), Luisiana en el Golfo de México (desde los Grandes Lagos), ciertas islas del Caribe, y la zona canadiense de Quebec.
Holanda estableció colonias en Norteamérica (Nueva Ámsterdam que entonces sería N. York), norte de América del Sur (Guyana holandesa el día de hoy Surinam) y ciertos asentamientos en islas caribeñas (Antillas Neerlandesas y Aruba).

Geografía

Geología y relieve
Topográficamente, América del Sur se divide en 3 secciones: la cordillera, las tierras bajas del interior, y el escudo continental. La cordillera de los Andes resalta por ser la cadena montañosa más larga y joven del planeta, como la más alta tras los Himalayas. Naciendo en las profundidades oceánicas, se yergue desde el sureste del archipiélago de Tierra del Fuego, siguiendo un trazo paralelo a la costa del Pacífico, para diversificarse en el norte, abriéndose en 2 brazos, uno cara el istmo de Panamá y otro bordeando la costa caribeña. El origen de la cordillera es el resultado de la subducción de la placa de Nazca bajo la placa sudamericana a una velocidad próxima a los nueve cm/año. Pasa por Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela. Múltiples de sus picos más altos superan los seis mil msnm, como el Aconcagua (seis mil novecientos sesenta y uno con cero msnm), el Neviscado Ojos del Salobre (seis mil ochocientos noventa y tres msnm), el Neviscado Huascarán (seis mil setecientos sesenta y ocho msnm), el Neviscado Sajama (seis mil quinientos cuarenta y dos msnm) o bien el Volcán Chimborazo (seis mil trescientos diez msnm).
Sin embargo, en Colombia, el otro extremo del subcontinente, todavía es posible registrar alturas mayores a los cinco mil trescientos msnm en la Sierra Nevada del Cocuy, o bien en el Neviscado del Ruiz. Durante su recorrido, se ramifica en diferentes ramales o bien cordilleras que encierran vales como la Depresión media y el Val del Cauca, en Colombia, y altiplanos como el Altiplano andino, una meseta de más o menos tres mil msnm que cubre una zona seca entre Bolivia, Perú, Argentina y Chile.
Los países situados en el llamado “Cinturón de Fuego del Pacífico” presentan uno de los mayores niveles de sismicidad y vulcanismo del planeta, fenómenos relacionados entre sí, y efectos secundarios de la subducción de la Placa de Nazca bajo la placa Continental. Chile tiene la mayor cadena de volcanes del planeta tras Indonesia, con unos dos mil volcanes identificados, quinientos potencialmente activos, y múltiples erupciones recientes.
Las tierras bajas se acostumbran a clasificar en 3 sistemas: los planos del Orinoco, la llanura del Amazonas y la llanura Chacopampeana o bien del Plata, formadas por la sedimentación producida por los ríos que las atraviesan y el depósito de partículas producidas por la erosión eólica. Se hallan, además de esto, pequeñas llanuras ribereñas a lo largo del océano Pacífico en Colombia, Ecuador y Perú y sobre el Atlántico en Guyana, Surinam, Guayana Francesa y Brasil. La mayor depresión del subcontinente se halla a ciento cinco m bajo el nivel del mar en la Laguna del Lignito, Argentina.

El escudo continental se aparta en 3 secciones desiguales: el macizo de la ciudad de Brasilia, el macizo Guayanés, y el macizo Patagónico, los 2 primeros entre los más viejos del planeta. La dureza de las rocas cristalinas que los conforman, les da gran estabilidad y es la razón de que no se generen terremotos en la gran zona que ocupan, como los puntos de contacto entre estas (las zonas sedimentarias de la Amazonia y la llanura chaco-pampeana). El Macizo de la ciudad de Brasilia ocupa el este, centro y sur de Brasil, una gran parte de Uruguay, el este de Paraguay y el nordeste de Argentina. El macizo Guayanés entiende gran parte de Guyana, Surinam y la Guayana Francesa; el sur de Venezuela, parte del norte de Brasil y del oriente colombiano. El Macizo Patagónico engloba prácticamente toda la Patagonia argentina y el extremo sur de la parte chilena.
Asimismo se hallan otros sistemas orográficos esenciales remozados por el plegamiento andino, desperdigados entre las zonas llanas del subcontinente, como las sierras Macarena y Chiribiquete en Colombia, la serranía de la ciudad de Santiago en Bolivia, la Sierra del Divisor en Brasil y Perú, y las sierras Pampeanas, Ventania y Tandilia en Argentina.

En el zócalo continental de América del Sur están ubicadas múltiples islas, siendo las mayores Tierra del Fuego (Argentina y Chile), Marajó (Brasil), la Isla Grande de Chiloé (Chile), las islas Malvinas (Territorio Británico de Ultramar), Trinidad (Trinidad y Tobago), Puná (Ecuador) y también isla Margarita (Venezuela). El sur del continente muestra su característica ex–glaciar con los abundantes fiordos y también islas en el sur de Chile. Existen algunos conjuntos de islas fuera del zócalo continental, mas cercanas a las costas suramericanas: las Islas Galápagos (Ecuador), la Isla de Pascua (Chile), Isla de Aves (Venezuela), Isla Sala y Gómez (Chile), Malpelo, Gorgona (Colombia), y los archipiélagos de las Georgias del Sur y las Emparedado del Sur (Territorio Británico de Ultramar).